Goodbye June arrasan El Valle Mágico

«Para los que añoran un rock puro, potente y directo»

  • Título: Magic Valley
  • Artista: Goodbye June (web oficial)
  • Nacionalidad: USA Lanzamiento: 2017
  • Estilo: Rock, Blues Rock, Alternative Rock, Classic Rock, Hard Rock
  • Discográfica: Cotton Valley Music / Interscope Records
  • Productor:
  • Voz y Guitarra: Landon Milbourn Guitarra Solista: Tyler Baker Batería y Teclado: Brandon Qualkenbush

Brevemente

Contundente disco de Rock directo y potente con aires de Blues-Rock. Predominan los riffs de guitarra sobre firmes bases de bajo y batería. Sobre todo ello, destaca una voz desgarrada y profunda. 12 canciones llenas de adrenalina, entre las que encontramos alguna ‘tregua’ más melódica.

Muy recomendable

8 out of 10 stars (8 / 10)

Lo + : Su sonido guitarrero potente y blusero. La poderosa voz de Landon Milbourn

Lo – : No parece el momento para esta clase de grupos (¿alguna vez lo fue?)

Desde Nashville para todos ustedes…

Goodbye June vio la luz en Nashville (Tennessee) en 2009. Nacer en Nashville como banda de Rock te da pedigrí. Debe ser la misma sensación que tiene una moto al ver la luz en Milwakee, una lustrosa guitarra parida en Corona (California) o una botella de Bourbon del mismo Tennssee que ellos. Eso te imprime un carácter que otros sólo sueñan con poseer. Pero tal vez en otra vida, ya que en ésta jamás será posible. O lo tienes o no lo tienes. Ni se compra, ni se vende, ni se traspasa. Así es la vida amigos.

Denominación de Origen

Goodbye June tienen el pedigrí de cuna y, además, hacen alarde de ello. Alarde en forma de autenticidad a través de sus canciones. Como un sello de ‘Denominación de Origen’ que impregnan a su propuesta dejando claro de qué va la cosa.

La banda está formada por Landon Milbourn (voz), Brandon Qualkenbush (guitarra rítmica, teclados, bateria, voces) y Tyler Baker (guitarra solista). Los tres son primos y formaron la banda en homenaje al hermano del guitarrista Tyler quien falleció en Junio. De ahí el nombre que le pusieron al grupo.

En la Onda: Black Pistol Fire, Greta Van Fleet, Reignwolf, Radio Moscow… 

Tres primos y un homenaje

‘Magic Valley’ es su primer disco. Fue lanzado en Mayo del 2017 después de un largo ‘entrenamiento’ en directo que les llevó a recorrer todo Estados Unidos y gran parte de Europa a golpe de concierto.

Lo que nos proponen Goodbye June con ‘Magic Valley’, es un disco de Rock directo, sin rodeos ni concesiones.  Un puñado de canciones que van directas a tu estómago. Que te agarran del cuello y no te sueltan, obligándote a digerirlas sin masticar… casi sin respirar.

Imagen de la actuación de Goodbye June – Rockpalast 2013

Una paliza de las buenas

No recuerdo cómo llegué hasta ellos. Si fue un amigo quien me los recomendó o simplemente topé ante semejante bestia buceando por Spotify. El caso es que empecé a escucharlos y no podía parar. Eso sí, al terminar de escuchar el disco me quedé absolutamente agotado. Como si me hubieran dado una paliza de las buenas. Y es que eso es lo que hacen estos bestiales Goodbye June, golpearte con cada una de sus notas, de sus riffs, de sus ritmos de batería. Y a la cabeza de todo, las melodías de la poderosa voz de Milbourn.

«El rock and roll directo no está muerto, simplemente vuelve a las periferias y las afueras donde puede encontrar sus raíces orgánicas una vez más»

Extracto de su perfil de Spotify

Análisis Musical

Arrancamos con ‘Bamboozler’. Una auténtica declaración de intenciones. En ella utilizan una táctica simple y efectiva. Verso tranquilo, casi amigable y educado. Que luego deja paso a un desatado estribillo que no te deja ni respirar. Es como un lobo con piel de cordero que se quita y se vuelve a poner su disfraz para engañarnos.

Esta táctica la emplean en varias canciones y también de forma global a lo largo del disco, intercalando potencia y suavidad. Parece que intentan despistarnos colocando entre huracán y tifón, una suave brisa que acaricia nuestros rostros. La realidad es que es por recomendación médica. No sería posible aguantar un disco completo de semejante ‘caña’ sin que a uno le dé un patatús. De ahí, esos ficticios oasis de serena tranquilidad.

Imagen de un concierto en Harvard & Stone

La potentísima ‘Oh no’ encabeza este portentoso álbum dando un paso al frente como abanderada de éste Magic Valley de Goodbye June. Un tema que empieza alternando la voz, animada por un desnudo ritmo de palmas y bombo, con un espasmódico riff de guitarra con el que se desata toda la artillería. El tema va subiendo de pulsaciones hasta llegar a un final muy Zeppeliano con un riff a medio tiempo.

‘Oh No’ Live en Harvard & Stone

Music video by Goodbye June performing Oh No. (C) 2017 Interscope Records

Con ‘Daisy’ les pillamos en plena digestión después de una suculenta comida mejicana. En concreto comieron algunos ‘chiles rojos y bastante picantes’ que les dejan un calentón en la boca para el resto del disco. La verdad es que la voz de Milbourn no tiene nada que ver con la de Kiedis. Ni el bajo se aproxima a lo que suele hacer Flea. Tampoco la guitarra es del estilo de John Frusciante. Pero a mí éste tema me recuerda a los Red Hot Chili Peppers. Tal vez sean cosas mías.

«Un estribillo sorprendente» wkr

El siguiente corte nos trae la magnífica ‘Good Side’ con su sorprendente estribillo. El inicio, con su contundente groove de bajo y batería sobre el que resalta el riff de guitarra, no nos hace sospechar de lo que viene después. Y lo que viene es un estribillo diferente a lo que te esperas. Pero que queda espectacular en las manos (y gargantas) de estos Goodbye June.

«Un lobo con piel de cordero acechando entre los arbustos para saltar sobre ti y devorar tu cuello»

Wikirock

Así llegamos a la sosegada y delicada ‘Darlin» que nos trae un momento de melódico descanso. Un relajante viaje que avanza, entre arpegios y voz domada, por un idílico paisaje. Al final del camino nos espera un épico destino. A base de batería, solo de guitarra y coros, nos sumergimos en un mundo paralelo a un The Wall pinkfloydiano.

Videoclip de ‘Darlin» de Goodbye June

Music video by Goodbye June performing Darlin’. (C) 2016 Interscope Records GoodbyeJuneVEVO

Ahora es el momento de recargar el móvil (y todo lo que haga falta). Con ‘Charge Up The Power’, Goodbye June nos carga las pilas de verdad. Nos acerca al Rap Metal con un estribillo a base de una voz desgarradora y un riff de guitarra, sobre un groove de bajo y batería, que recuerdan bastante al estilo de Rage Against The Machine.

Le sigue ‘Bad Things’, que nos otorga otra momentánea tregua (al menos en su inicio). Firmada por un magnífico ritmo de batería estilo funky y un melódico (y popero) estribillo.

Goodbye June en Rockpalast 2013

Video subido por WDR Rockpalast

Seguidamente nos encontramos con ‘Riding’. Un tema algo más plano y previsible. Aunque con grandes trabajos de bajo y batería, el estribillo no termina de enganchar. Le sigue ‘Goldmaker’ que, aunque contiene detalles interesantes, tampoco termina de convencerme. Estas son probablemente las dos canciones más flojas del álbum. 

Ahora toca un respiro. ‘You Don´t Love Me Like Before’ nos canta repetitivamente una inocente voz. Pero la inocencia está rodeada. Por delante de un simple arpegio acompañado de una serena pero amenazante voz. Y por detrás de otro guiño al muro de las lamentaciones de los Floyd. Solo faltan las hordas de los martillos cruzados desfilando y el sonido de un helicóptero aterrizando.

Imagen del videoclip de ‘Darlin´’

‘Fear of Jesus’ es probablemente la canción más melódica del álbum. Una danza acompasada que fluye entre la guitarra y la voz dando forma a una gran canción. Aporta armonía y serenidad dentro de la ‘caja de los truenos’. Un final de canción vintage le da un toque simpático al (originariamente) final del álbum.

Y para terminar otro pedazo de tema salvaje. ‘Liberty Mother’ fusiona lo mejor de Led Zeppelin y AC/DC para cerrar (en forma de Bonus Track) este brutal disco.

 

«Si Harry el Sucio tuviera un grupo de Rock, probablemente sonaría así»

Wikirock

Resumen

Tremendo disco debut el de estos chicos. Como dicen en su perfil de Spotify, mezclan lo mejor de Led Zeppelin con Aerosmith y con Queens of the Stone Age, para entregarnos su potente carta de presentación.

Yo añadiría algún aroma más. Me encuentro con matices de Pink Floyd, de Red Hot Chilli Peppers, de Jimi Hendrix y de AC/DC. Y amigos, eso son palabras mayores. Y si lo juntamos todo, no puede salir nada malo.

Sólo nos queda una cosa tras escuchar este primer disco de Goodbye June. Esperar que saquen muchos, muchos más!!!

Mientras tanto, os informo que han lanzado un EP en Octubre de 2018, Secrets in the Sunset. Todavía está calentito. Y tras una breve escucha, la cosa promete y mucho.

Wikirock

Por favor, comparte éste post con quien creas que le puede gustar. Muchas gracias.

Muy recomendable

8 out of 10 stars (8 / 10)